mettiti in contatto  
  Iscrizioni  
Follow us on facebook!
 

Carnaval en Tarifa

Aunque el origen del carnaval se remonta a las bacanales que los romanos dedicaban a sus divinidades, lo que verdaderamente dio sentido a esta celebración fue la liturgia religiosa de la Edad Media. El Carnaval se fue instituyendo como la explosión de placeres carnales previa a la Cuaresma, es decir, a los cuarenta días que precedían a la Semana Santa y en los que la Iglesia Católica obligaba al ayuno y a la abstinencia de cualquier tipo de placer. La Cuaresma era un tiempo de luto y recogimiento, de oscuridad y de rezos en la iglesia, así que, unos días antes de ese periodo tan triste, todo estaba permitido. La gente comía, bebía y se divertía en previsión del prolongado ayuno posterior.

Esos días de anarquía tolerada se popularizaban las máscaras, que permitían comportarse sin miedo a las represalias o a hacer el ridículo, y posibilitaban la crítica al poder. Durante una semana estaba permitido burlarse de los gobernantes y de los jefes, porque luego todo volvería a su lugar habitual. De esta manera surgió la costumbre de disfrazarse, primero de personajes prototípicos, y después de cualquier cosa, para vivir temporalmente una identidad prestada o para poder burlar a la autoridad sin miedo. En Cádiz surgieron agrupaciones no profesionales que durante todo el año se dedicaban a preparar y ensayar letras cómicas y críticas para cuando llegase febrero. Cada grupo elige un disfraz común o "tipo" y un nombre diferente cada año (normalmente en relación con el contenido principal de sus letras) y rivalizan en un competido concurso que dura varias semanas antes del carnaval. Las letras, acompañadas de melodías famosas o de moda, giran sobre la actualidad política y social (tanto nacional como local) del último año, y el clima de buen humor obliga a los "ridiculizados" a aceptar las críticas sin molestarse. La ironía y el doble sentido, así como la entonación enfática y la gesticulación exagerada, son algunos de los recursos más empleados. Hay diferentes tipos de agrupaciones: cuartetos (agrupaciones de 3 a 5 componentes que actúan como un pequeño grupo de teatro cómico), chirigotas (son las más populares porque son las que mejor combinan la música y la comicidad), comparsas (con más componentes y con letras un poco más serias en las que elogian a la propia ciudad o a sus mujeres) y coros (agrupaciones con muchos componentes que perfeccionan el juego de voces y que disponen de más instrumentos; son también menos cómicas). Un instrumento típico de estos grupos son los "pitos de caña". También se usan "cajas" (tambores) y pequeñas guitarras.

Antiguamente la participación en las agrupaciones estaba vedada a las mujeres, pero desde hace algunos años existen chirigotas mixtas o exclusivamente formadas por mujeres. También las hay integradas por niños.

Cuando se va acercando el carnaval se organizan en las plazas típicas de Cádiz y de su provincia fiestas en las que todo el mundo está invitado a comer ciertos productos: erizos de mar, mejillones, pescado frito... Todo ello acompañado de actuaciones en directo de las chirigotas y comparsas. Además, en los días ya propiamente de carnaval actúan en la calle agrupaciones de las denominadas "ilegales", es decir, de las que no se presentan al concurso oficial, y que hacen las delicias de los gaditanos y de los visitantes.

La importancia del carnaval de Cádiz se debe, por una parte, a las influencias recibidas de Venecia y de Brasil, y además, porque durante la dictadura franquista, cuando esta fiesta fue prohibida en toda España, continuó aquí "disfrazada" con el nombre de "Fiestas de Invierno". Tenía tanta fuerza que las autoridades no se atrevieron a prohibirla y sólo impedían el uso de máscaras y de crítica política. El carnaval de esta provincia es también diferente porque, en lugar de la espectacularidad de Río de Janeiro o de Tenerife, se valora más el célebre ingenio gaditano y el sentido del humor y la originalidad. La participación es masiva y casi todo el mundo se disfraza. Si el tiempo lo permite los bailes se celebran en la calle y duran hasta el amanecer. En Tarifa existe además la costumbre de disfrazar a la estatua de Guzmán el Bueno que hay en la Alameda.


© "Hispalense"
TARIFA
Escuela Hispalense | Av. Fuerzas Armadas, 1 | E-11380 Tarifa | Tel,Fax: +34 956 680927 | Contatto

Accreditazioni/ Cooperazioni


Palabras clave de esta pagina:
spagnolo spagna scuola imparare di corso tarifa immersion hispalense full
Similar en otro sitio:



SelfModif©